Canal RSS

RODRÍGUEZ IBARRA ¿ABOGA POR LA GRAN COALICIÓN?

Publicado en

S

olemos seguir el hilo de los pensamientos del que fuera durante 24 años seguidos, que se dice pronto, el jefe de los destinos de Extremadura como Comunidad Autónoma y perteneciente al PSOE. Casi nada de lo que dice está completo, quizás por aquello de que el prisma con el que los socialistas ven la realidad, suele cumplir las leyes de la refracción y dicha realidad queda distorsionada en aras de mantener su increíble “eximente socialista”, según la cual, nada de lo que hace un socialista, está mal.

Por una vez, y sin que ello sirva de precedente, ya que el escrito sigue ocultando parte de la verdad, Don Juan Carlos incluye, en su artículo de hoy, en Vozpópuli, un párrafo que sería suscrito por la mayoría de votantes de su partido, de los del PP y muchísimos más. Verán por qué:

[…]

El día en que PSOE y PP decidan, por fin, ajustar sus votos para que el gobierno del uno no necesite el voto de los desleales y de los traidores, se les acabará el cuento de quienes [Catalanes y Vascos] se creen más que nadie sin que se sepa de qué presumen para tanto como destacan.

[…]

¿Está proponiendo Rodríguez Ibarra un tipo de pacto mediante el cual, Alemania ha sido durante décadas el motor de la UE? Pues no caerá esa breva, porque el título del artículo, da por sentado que: “Si no fuera por Sánchez, serían uno más de la nómina“. Es decir, que atribuye a Sánchez la responsabilidad de no ofrecer al PP un pacto constitucionalista, que podría habernos ahorrado tantos sufrimientos y dolores de cabeza. Añadiremos que todavía vendrán más.

Lo que oculta Don Juan Carlos es el origen de tal superioridad. Ya en la Constitución, Título IV, se especifica a estas CCAA como diferentes de las demás y con derechos históricos. Ello nos lleva a pensar que ese Título debería ser reformado, porque nunca se debió poner en práctica. Simplemente, la propia Justicia debería haberlo puesto en tela de juicio. No se pueden proclamar que todos los españoles somos iguales ante la Ley y, a continuación, permitir que otros hagan lo que les dé la gana en unos territorios donde, supuestamente, todos somos iguales.

Y, además, ocurre que todos, sin excepción, los gobiernos democráticos, se han apoyado, primero a través de la Ley Electoral y después, en sus votos, para gobernar a espaldas el uno (PSOE), del otro (PP). Gracias a este tipo de desprecio de la soberanía nacional, sistemáticamente, se ha despreciado el anhelo de muchos millones de españoles que hubieran visto, esta vez sí, superados los fantasmas de la Guerra Civil.

Puede que tenga razón el Sr. Rodríguez en que los dos partidos deberían entenderse en este orden de cosas. Y en que este tipo de acuerdos deberían haberse hecho en el pasado. Pero debería reconocer que los pasos dados por Sánchez, no solo han cimentado aún más las nóminas, sino los sitios de poder que ambos territorios tienen sobre el resto de españoles, ya que, debido a la cerrazón del PSOE, nos estamos viendo abocados a un chantaje sistemático por parte de estos territorios, lo cual ensancha todavía más la brecha entre unos españoles y otros. Amén del clima cuasi bélico del enfrentamiento entre españoles en razón de sus ideologías, que, de repente, se han vuelto insoportables las unas para las otras.

Sánchez no lo presenta así, sino justamente al revés. Según Su Nulidad, es el PP quien está obcecado en su cerrazón. Y así lo confirma su portavoz (OK Diario: “El PSOE Justifica Sus pactos con Bildu por la cerrazón del PP”) hoy mismo. Lo que ocurre es que los hechos y la hemeroteca son bastante más objetivos que este bodoque. Y la realidad es que no hubo ningún tipo de ofrecimiento al PP para ningún tipo de pacto. Sencillamente porque era imposible. Si Sánchez ganó la moción de censura, fue gracias al cheque, elevado a la enésima potencia, que denuncia Ibarra, a quienes quieren destruir España y a terroristas consumados. Es esa la razón por la que, cada día, los requerimientos de éstos al sistema son menos comprensibles y menos solidarios con respecto a los demás territorios.

Es más, decimos al Sr. Ibarra que es su región, Extremadura, quien peor pagada sale de su sectario apoyo a su partido. ¿Qué ganan los extremeños con que el PSOE esté en el poder en Extremadura? Nada, porque la obediencia es ciega y, lo que es peor para la opinión de Don Juan Carlos, en Extremadura, las nóminas de los pesebristas siguen intactas. Y es que del pesebre que nos está llevando a la ruina, no habla el ex-presidente de la CCAA extremeña. Porque sería un escándalo, como lo viene siendo en Andalucía, sin ir más lejos.

Por supuesto que una Gran Coalición sería la solución para casi todos nuestros problemas. Desgraciadamente, lo que queda del PSOE, si es que quedase algo, ha optado por seguir la corriente que quedó en minoría en los Acuerdos de La Moncloa, esa que hubiera anulado la Ley de Amnistía y todo lo demás y se hubiera dedicado al enjuiciamiento total o parcial de todo elemento sospechoso de haber sido franquista, antes de construir un Estado moderno y democrático. Son esos quienes sostienen a Sánchez. Los otros, además de insolidarios, solo maman de una teta que les necesita para seguir gobernando.

Así que Sánchez no les ofrece un pacto a vascos y catalanes. Les ofrece la sumisión del Estado a sus exigencias. Nos importan tres pitos su supuesta superioridad, puesto que ya se han retratado muchas veces. Los nacionalismos y separatismos, son versiones de un mismo vector: supremacismo, racismo y xenofobia. Eso es lo que representan las castas dirigentes de esos territorios. Y el PSOE no ha hecho nada por quitarles algún tipo de protagonismo. Si acaso, por mor de Sánchez, hoy día son más arrogantes, más insolidarios y más separatistas.

El Sr. Rodríguez Ibarra sigue con su artículo, dedicado a los desplantes al Rey por determinados grupos (ya citados) y algunos ministros. No sabemos bien a qué se refiere. Esto es, si le coge de sorpresa o es que esta vez estaba más irritado que de costumbre, porque al presidente del gobierno, los problemas de agenda le son connaturales para saltarse a la torera cualquier evento constitucional. Si no quieren ir, que no vayan. Pero ello no va sino en detrimento de la autoridad del propio presidente, que debe aceptar estos insultos como peaje al apoyo que les solicita y que, no olvidamos, paga con el dinero de todos, que dejamos de ingresar, como en preceptivo en la Constitución y, dicho sea de paso, la región más perjudicada es la propia Extremadura. No hay quien dé menos, Sr. Rodríguez.

¿Le parece a usted que sus votos han servido alguna vez para algo más que para usarlos como les ha dado la gana los que, en nombre de su partido, mangoneaban España a base de ser chantajeados por catalanes y vascos? Ese Congreso recién celebrado, no ha supuesto más que la confirmación de las alianzas con los separatistas y terroristas, pero también, y al mismo tiempo, la conversión de todo su partido al sanchismo, es decir, la conversión de todos los paniaguados a la obediencia ciega a Sánchez, porque si no, ¿quién les pagaría las nóminas?

¿SUSTO O MUERTE?

Publicado en

A

unque lo parezca, no vamos a hablar de la fiesta tan de moda en España que hace que las familias cambien las costumbres católicas por las protestantes y que, como hacen los católicos en su momento, con otras celebraciones, se gasten una pasta en disfraces y regalos. En eso, para gustos, los colores y no seremos nosotros quienes nos metamos en ese jardín.

Hablaremos de lo que nos cuesta el gobierno y su pesebre, de Su Nulidad. Porque, sabrán que su partido se ha montado un Congreso que ríanse ustedes de los que se preparan en los EEUU. Con gastos pagados y todo. Resucitación de muertos vivientes incluido y alguna que otra, no tan sorprendente, abjuración de fe y homenajes varios. Todo para el bodoque, porque él representa no las ideas, sino la pasta, esa pasta que gastan ellos y pagan ustedes y nosotros. El Congreso de Valencia es una pequeña bagatela.

Los socialistas y los que les maman las ubres tienen esparcida por todo el país la ilusión óptica de que la mejor política posible es el gasto sin techo posible. No importa si no hay dinero. No importa si hay que pedirlo, puesto que, como decía otro iluso, el Pepeluí, el dinero no es de nadie. ¡Qué coinsidensia! (®Les Luthiers), entonces, ¿por qué nos pide Bruselas que devolvamos lo que nos hemos gastado?

Y aquí, queridos lectores, es donde entra la famosa diatriba de la fiesta religiosa: ¿Susto o muerte? El susto se asocia al pago de la deuda mediante una presión fiscal (léase impuestos) asfixiante, como es la que está dentro de los Presupuestos Generales del Estado (en adelante, PGE). La muerte se asocia con el rescate puro y duro, que no gusta a los asesores de Su Pedridad, que hablemos de él, en absoluto. Porque el rescate a muerte puede dividirse en dos tipos de medidas, a elegir. O las dos a la vez, si la deuda es terrible, y esta, lo es. Verán, la primera medida sería recortar gastos (comenzando por la dimensión del Estado) y la segunda, más dolorosa, podría ser (de hecho, lo será si no ponemos freno) que Bruselas recortase de golpe pensiones y patrimonio nacional (como hizo con la gestión del Puerto de El Pireo, en Grecia, cuando Tsipras se lanzó a gastar y su gobierno acabó provocando un rescate a muerte).

¿Por qué no gusta a los socialistas que se hable de estas cosas? Porque se vería lo descabellado de sus políticas. ¿Saben ustedes que Biden, ese Presidente de no sabemos dónde no pudo aprobar sus gastos en el Congreso de EEUU y es el líder a quien este trabucaire quiere imitar? Lo que es más significativo de estas políticas es que están en marcha y sus impuestos, empezando por el catastro (IBI), se verán seriamente afectados, porque Bruselas, de quien en realidad, es el dinero, se lo llevará y lo peor es que, si en ese trance, cae el gobierno socialista comunista y demás trileros, le tocará a quien venga, soportar la crítica social de esos recortes, que estos tipos no quieren asumir ni a tiros.

Terminamos. A nosotros nos resulta descorazonador ver cómo todo un país asiste a su suicidio colectivo, en materia económica y siempre deja las críticas para cuando gobierna alguien que no sea el PSOE. Ya lo hemos comentado. Tres presidentes y tres grandes debacles económicas. El gasto “social” al que ellos llaman PGE, no es más que una deuda enorme, desproporcionada para el rendimiento de nuestro país (más del 128% de nuestro PIB). La extracción de dinero de los bolsillos de los contribuyentes, o sea, ustedes y nosotros, es tal, que no deja sitio para los emprendedores, para la economía real y, por tanto, estrangula el crecimiento industrial y económico en general de España.

A todo esto, habrá que agregar las recientes crisis de la energía y la inflación subyacente que ya se está haciendo notar, no solo es el precio de la luz, en la cesta de la compra de los hogares españoles. Llegará un momento en que la gente dé un giro a sus pensamientos electorales y deje descansar de sus esfuerzos a la fuerza motriz de la izquierda, para hacer valer los pretendidos valores de gestión de la derecha. No sabemos si eso pasará y si ustedes están dispuestos a soportar el recorte a que someterá Bruselas a ese supuesto gobierno. Pero si lo hacen, tengan en cuenta que ese gasto y la consiguiente deuda, han sido provocados por una izquierda que no tiene sentido de lo que es la simple palabra Economía.

Como dijese, parafraseándolo, Pujol: ¿Qué es eso de la Economía? Pues así nos va. ¿Qué prefieren, ¿susto o muerte?

Notas:

Una opinión sobre los PGE, la pueden obtener en el artículo de hoy, de Jesús Cacho, en Vozpópuli, “Los PGE y los Por Supuestos Particulares de Sánchez – PPS -“. La dimensión del gasto y la incidencia en sus bolsillos está mucho mejor explicada y fundamentada, por supuesto.

Los efectos de los recortes de la UE pueden verse hoy en Grecia, después de 10 años del rescate europeo, en este artículo de El Confidencial. Tremendo y para tener muy en cuenta.

DESPUÉS DE LA LLUVIA.

Publicado en

E

sta entrada es a toro pasado, aunque conviene a nuestros ciudadanos que escribamos sobre el asunto que toca y sobre el tratamiento que las autoridades locales le han dado durante el suceso y después. Estamos hablando de las lluvias caídas con ocasión de una tormenta tropical en la comarca de La Costa de Huelva. En concreto, los Ayuntamientos más afectados, por no decir todos, fueron Ayamonte, Aljaraque, Lepe e Isla Cristina.

En su momento, como muchos isleños, tuvimos ocasión de oír y ver a varios vecinos, denunciar alto y claro al Consistorio isleño y a la empresa que tiene el servicio de aguas contratado con el mismo. No solo son las tareas propias del suministro, sino otras, entre las que destaca el mantenimiento de la red de desagüe. Parece ser, por lo que vimos y escuchamos, que los vecinos denunciaban falta de cuidado en el mantenimiento y que ello había sido la causa de la inundación que sufrió nuestra ciudad, sobre todo alrededor de la pequeña vaguada que está en el cruce entre el edificio de Telefónica y el Colegio “Nª. Sª. del Carmen”. Muchos vecinos hicieron justo lo que denunciaban que su Ayuntamiento no había hecho: desatascar las alcantarillas.

En el mismo momento, en Lepe sucedía algo parecido, aunque, por las circunstancias orográficas de la ciudad, el fenómeno fue todavía más cruento que aquí. Lo que sorprende es la brevedad, testimonio de testigos presenciales y de imágenes cedidas por vecinos en las RRSS, con que el Ayuntamiento sacó sus máquinas de limpieza, llegando incluso a las vías que dan acceso a las diferentes entidades de Lepe, esto es, a las carreteras. El trabajo fue duro y duró varios días, pero sorprende la celeridad y cómo los vecinos acogieron la decisión de la Alcaldía.

Lo que ocurrió en Lepe no hace destacar la capacidad del Ayuntamiento de Lepe, que también, sino la regresión económica y moral que sufre el Ayuntamiento de Isla Cristina. No se hizo nada porque no hay capacidad de gestión. Sí, señor Alcalde y tropa subyacente, no hay lo que hay que tener. Y a nosotros, usted, no puede darnos lecciones de nada. La ruina económica es evidente, tras los gobiernos perniciosos de los socialistas y andalucistas, del que el suyo no está exento. Usted sabrá cómo de grandes tiene las tragaderas, porque en política, o las tienes o no estás. Nosotros preferimos, en su momento, no estar. Algún día nos explicará usted cómo pasó lo que pasó a su persona y acabó usted siendo lo que aparenta.

En cuanto a la ruina moral, le diré que, presuntamente, una concejala de su equipo de gobierno, acudió a, supuestamente, dar explicaciones de las actuaciones dispuestas por su Consistorio y, supuestamente, acabó insultando a los vecinos. Y los insultos fueron palabras gruesas, supuestamente. Los que conocemos la radio, por razones evidentes, lamentamos cómo se ha convertido en lo que es hoy. Tenemos que decirle, Señor Alcalde, que el cliente siempre tiene razón. Sobre todo por dos razones: porque vota y porque les paga a usted y a sus compañeros no solo el sueldo, sino lo que haga falta. Si, supuestamente, el hecho sucedió como lo contamos, hay motivo suficiente como para que un alcalde envíe al grupo mixto a quien se dirige a su pueblo en semejantes términos. Usted sabrá cuál es el sentido ético de las cosas, porque nos consta que preparación, no se le supone, es que la tiene y muy buena. También es síntoma de ruina moral la cuestión de la propia concejala en sí. Si los hechos sucedieron como se relatan, la decisión no debiera tomarla usted, Señor Alcalde, sino quien se dirigió al pueblo de tal manera. Habrá que reflexionar, estará usted con nosotros, sobre el tema de la relación entre gobernantes y gobernados, no vaya a ser que por tener mayoría, se tenga razón forzosamente y no haya nadie que dé rendidas cuentas de su gestión y asuma las consecuencias de sus actos. Porque si no reflexionamos sobre ello, entonces no estamos regidos en democracia. Esto sería otra cosa muy diferente.

Acabamos con la intervención en el Pleno subsiguiente del Sr. Don Francisco Zamudio Medero. Para nosotros, no son presentables ni el tono, ni las formas, ni los insultos. Su argumento, ante las preguntas de la oposición, puede ser el que inició, esto es, que el Ayuntamiento no tiene personal para las tareas asignadas. Lo que continuó, mancha a la propia entidad del Consistorio, pues no es un cortijo que él pueda administrar a su antojo. Dar voces como un poseso, acusar de sinvergüenza a uno de los portavoces de la oposición por el hecho – jurídicamente incierto – de que, según el Señor Zamudio, el equipo de gobierno anterior, había echado al personal que el Sr. Zamudio había contratado, es impresentable. La Justicia fue quien puso en su lugar a cada cual, y se demostró quién debía y quién no, estar empleado en el Ayuntamiento. La relación entre la partida presupuestaria y el gasto en sueldos atestigua que esa situación financiera era insostenible, como así acabó siendo y hubo de intervenir la Justicia, para devolver cierto orden. El Sr. Zamudio no es ajeno a la deuda que dejó el equipo de Dª. Mª. Luisa y que es el nudo gordiano de todas nuestras vicisitudes.

Resumiendo, Sr. Alcalde, su patético “se suspende el Pleno” no hace más que apoyar nuestra idea. Las instituciones y, en este caso, el equipo de gobierno, deben dar ejemplo a la ciudadanía de saber estar y defender sus ideas de manera cordial y, si nos apura, amable. Los plenos del Ayuntamiento no deben volver a ser como aquellos en que ocurría lo indecible con el asunto de La Redondela. Agitadores puede haberlos, sin duda, pero en su equipo de gobierno no. Usted no puede permitirle ni en una ocasión más que el Sr. Zamudio exhiba sus malas formas, y malas artes para derivar asuntos que, siendo de su responsabilidad, acaban por no ser rendidos en tiempo y forma. Porque eso es lo que pretendía y, por lo visto, consiguió. Este asunto de ser Alcalde, sépalo usted, no es para nosotros, pero sepa también, que tampoco es para todo el mundo. Nuestro pueblo se merece, después del acoso fiscal a que nos tiene sometido el Ayuntamiento que usted preside, soluciones. Las palabras, como estas, a toro pasado, se las lleva el viento. Pero, ¿qué hacemos, realmente, por la gente?

LET IT BE, SPECIAL SUPER DELUXE EDITION.

Publicado en

Teóricamente hablando, sale mañana. Pero nosotros la tenemos en nuestras manos ya. Más bien en nuestros oídos. No se lo digan a nadie, pero la CIA colabora para que estas cosillas salgan bien, como cuando aquella inefable ministra anunció que la llegada de ZP era posible por la conjunción de los planetas.

Nos gustan The Beatles. Pero mucho más desde la entrada de Giles Martin (hijo del productor George Martin), pues es el genio de la lámpara de las nuevas regrabaciones digitales en Abbey Road (Estudio) y representante mundial de Universal Music Group. Como ingeniero de sonido que es, fue capaz de aislar las voces de The Beatles en el concierto del Sea Stadium (US), donde ni los músicos se oían a sí mismos.

La cuestión comenzó con el Circo del Sol. Planteó, este grupo de Teatro-Circo de origen canadiense a los supervivientes de The Beatles y al mismo George Martin, si podían hacer la banda sonora de su espectáculo “Love“, con canciones de The Beatles. Y ahí comenzó a verse la magia de Giles, el hijo. El padre explicaba cómo sería la experiencia para cada espectador del Casino Mirage de Las Vegas donde se realizaría la función y el hijo diseño ¡un sistema de home cinema para cada espectador, con surround para que cada sillón se moviera al son de la música! Hasta Yoko tuvo que reconocer que no había visto nunca nada igual. Toda la familia de los vivos y de los que ya desaparecieron adoptaron a Giles como su nuevo guía para los tiempos venideros. Y es que él contaba con la inestimable sabiduría de su padre, su relación íntima con ellos, mientras que él, con ese caudal de conocimiento, sabía qué hacer y cómo hacerlo para no desvirtuar el mensaje primitivo de las canciones.

Cirque Du Soleil. The Beatles “Love”. A Day In The Life (Parte del show).

Esta Edición Especial del tipo Súper de Luxe, contiene no solo el álbum “Let It Be“, sino cinco CD más donde se puede oír la interacción del grupo ante la grabación del disco y un Blu-Ray. Y no es un disco más. La gran operación de rescate de Let It Be, viene precedida por dos textos que ejemplifican, con fotos y comentarios, qué significó realmente el disco para The Beatles y cómo de desmesuradamente distorsionado llegó a nosotros. Esta imagen es la que se pretende rescatar, para dar una idea más exacta de lo que ocurrió durante las dilatadas sesiones de grabación.

The Beatles. Let It Be. Edición Especial Súper de Luxe. Detalle del conjunto.

Como afirma la revista “Rolling Stone“, la gestación de “Let It Be” es la historia de un despropósito comunicado a la gente de la peor manera posible. Y es que el grupo quiso hacer varias cosas a la vez: grabar un disco, meter las cámaras dentro para que se viese cómo trabajaban y, además, editarlo para una película.

Y solo nos ha llegado un conjunto de momentos de desunión, de cansancio, de sensación de final de una etapa. Lo dice muy bien la revista norteamericana: Es como una pareja que han llegado a aburrirse y deciden volver a los sitios comunes donde se conocieron, pero la magia ya no es lo mismo. Así las cosas, Let It Be se comienza sin que ni siquiera los músicos se reunieran para componer. Se iban a casa y volvían sin nada, o lo poco que llegaba, como las canciones de Harrison, se aparcaba y luego aparecían en “Abbey Road” o más tarde, en el impresionante “All Things Must Pass” (triple álbum de Harrison, que fue su bautismo fuera de The Beatles).

Sin embargo, hay muchos momentos de complicidad, de composición conjunta una vez lanzada la idea del tema que fuese. Hay mucho de amistad, de connivencia, de bromas pesadas, pero aceptadas y, sobre todo, se da a entender al mundo que los músicos discuten. Hoy en día, esto es lo más normal del mundo. Pero en su época (1969), la sociedad no lo supo encajar y el disco fue publicado incluso después del mítico “Abbey Road”, por el malestar generado desde la prensa sobre la situación del grupo.

“Rolling Stone” desgrana en su artículo los 10 puntos que para sus redactores son los más conmovedores de esta edición y los pueden consultar desde el enlace. Como decíamos, la gran operación sobre el rescate del Let It Be más real, culminará a finales del próximo mes de noviembre, cuando Peter Jackson(El Señor de los Anillos), presente en la gran pantalla la película que recoge, no ya los momentos más amargos, sino lo mucho que quedó en esas 80 horas de grabación en película.

Giles Martin ha declarado que debían publicarse las ediciones del ingeniero Glyn Johns, y la del propio productor Phil Spector (conocido por introducir un Muro de Sonido detrás de la música original), para que pueda verse la tremenda evolución que sufrieron las canciones a lo largo de las sesiones de grabación. Y con esos argumentos, Giles acude a los legítimos representantes, vivos o familiares, y les acaba convenciendo de su idea sobre la nueva edición.

Sobre este apartado, hemos de decir que, según el propio Giles, la versión para Dolby Atmos del disco, hace que Paul esté en un altavoz, John en el otro y que Ringo, su batería, suene en el pecho de quien está oyendo, dejando bien claro que el pulso de The Beatles, era él, era Ringo.

Tráiler de la edición Especial Súper de Luxe de “Let It Be” (The Beatles, 1969 – 2021).

Quienes son partidarios de laminar la historia según les convenga, les iría bien seguir el hilo de los nuevos conocimientos, de las nuevas técnicas de investigación, del avance en sí de los conocimientos, porque la Historia no es algo muerto. Siempre hay algo que descubrir o añadir sobre lo que ya se sabía. Es absurdo dejar que los políticos sean quienes pretendan, en nombre del pueblo, eliminar la Historia, como si ellos tuvieran el derecho de hacerla a su imagen y semejanza.

Esperamos que tengan la oportunidad de oír y/o ver los discos y la película. Si no conocen el disco, aprenderán cómo eran ese grupo del que oyen hablar, pero que no conocen en absoluto. Y si son seguidores (followers, fans) de ellos, podrán confrontar la idea que tienen de este disco, con las oportunidades multimedia con que se ofrece a día de hoy. Verán, veremos, cómo la investigación ha arrojado otra luz, verdadera pero oculta, sobre unos mismos hechos que se daban por acabados.

Peter Jackson. Get Back (Let It Be Preview 4K). From the Let It Be Sessions. Puede verse a Peter Jackson al principio del vídeo.

Nota final: Los numerosos enlaces, como dice el ministro Castells, están en Internet. Lo que importa no es que estén sino enseñar cómo buscar la información y ponerla a su disposición, que es lo que no dice el ministro. Si tienen la paciencia de seguirlos, descubrirán muchas cuestiones que, aunque estaban ahí, no han pasado el nivel del subconsciente. Ahora tienen la oportunidad de hacerlas conscientes. Aprovechen.

LA CULTURA DE LA CANCELACIÓN.

Publicado en

Aunque no pongan atención, está sucediendo todos los días. El nuevo pensamiento milenarista, progresista o como le quieran llamar consiste, básicamente, en tapar lo que de malo – según sus presupuestos ideológicos – le haya sucedido a algún colectivo para que no se vea y, de esa forma, ojos que no ven, corazón que no siente.

Nos hacemos eco de lo ocurrido con la canción de The Rolling Stones, “Brown Sugar” (Azúcar moreno/ Azúcar morena). Resulta que ellos, el grupo, que está de gira (la gira lleva por nombre “Sin Filtros”, venganza poética se llama eso), ha claudicado y no interpretará la canción que está en los oídos de cualquiera que haya nacido pongamos que desde los años 50 del pasado siglo, puesto que, desde 1970, la canción ha sido un himno para toda una generación de rocanroleros y muchas otras personas que la bailaron incluso sin comprender nada de la letra.

Y es ahí, en la letra (¿qué dice la letra?), donde surge el problema y la canción se convierte en maldita. En América del Norte (USA), hay, desde los tiempos del Imperio Español, un grave problema de racismo y sus derivaciones. Ello, unido a la brutalidad policial, han llevado a la aparición de un movimiento en pro de los derechos humanos de las personas de afroamericanas que lleva por nombre “#BlackLivesMatter (La vida de los negros importa).

Bajo las premisas de ese movimiento, ahora son los blancos quienes dicen querer acabar con esas discriminaciones, de todo tipo, que sufren estas personas y se fijan en cualquier cosa que pueda herir la sensibilidad de la comunidad afroamericana. Son los periodistas blancos de los EEUU quienes han denunciado que la canción es racista y especialmente cruel con las mujeres afroamericanas, desde los tiempos de la esclavitud hasta ahora.

¿Y qué dice la letra? La letra es como una película, como si Jagger entrase en una de esas casas del Sur de EEUU con su plantación de algodón y esclavos y pusiera en su boca lo que oye y cómo lo oye. La letra es una interacción de alguien que es de raza blanca, con una joven (por extensión, con todas ellas) de origen afroamericano. Mike está describiendo la situación, lo cual convierte a la canción en un documento inestimable que ayuda a la causa del #BlackLivesMatter, en cuanto que apuntilla que eso que se denuncia en la letra, ocurrió y nadie ha demandado a The Rolling Stones por ello.

Es para hacérselo mirar. Nos referimos a la reacción del grupo. Ellos sabrán lo que hacen, pero les vamos a poner un ejemplo de lo que pasaría si la cultura de la cancelación se expresase en forma de Ley en la Constitución de los EEUU. Borrando, tapando, eliminando, quemando, sustituyendo, erradicando, etc., ocurriría que los testimonios de quienes sufrieron eso, no existirían. Y, entonces, ¿qué bases reales apoyarían tal movimiento de defensa de derechos humanos de la comunidad afroamericana?

No se debe rehacer la Historia a nuestro antojo. Lo mismo pasa con Colón que con Lenin, Mao o Nerón. Con los indios del Canadá, con los de los EEUU, con los de Mesoamérica y con los de Suramérica. ¿Es que España se los cargó a todos?¿Es que Canadá no se llevó generaciones esterilizándolos?¿Es que los descendientes de los ingleses no redujeron a la insignificancia a los verdaderos dueños de las tierras que ellos ocuparon por la fuerza de las armas?¿Es que los jefes de gobierno criollos de todo el resto de América desarrollaron políticas para que las comunidades indias sobreviviesen y consiguieran el mismo nivel de desarrollo que ellos mismos? Si la cultura de la cancelación opta por hacer desaparecer todo lo que no les gusta, acabaríamos por repetir nuestra propia historia no una, sino mil veces, porque quien no conoce su historia, está condenado a repetirla.

Recurrimos, por coherencia, a una de las frases escritas a modo de advertencia en el pronaos del templo de Apolo en Delfos: “Conócete a ti mismo”. Como actúan los de la cultura de la cancelación, no se puede.

The Rolling Stones. Brown Sugar (45 rpm – Single). Vinilo. Cápsula: Audio Technica.

MENOS MADRID, MÁS ESTADO (?).

Publicado en

Desde luego, Su Nulidad no acaba de acertar con sus portavoces (del gobierno, se entiende). A estas horas, y con estos pelos, no sabemos el futuro de Lastra, aunque le deseamos el mejor de los porvenires, no se nos entienda mal. La persona, una muchacha muy bien parecida, todo hay que decirlo y lo decimos sin miradas impúdicas (¡vade retro, Satanás!), que lleva por nombre Isabel Rodríguez, parece que no da pie con bola. Para ser justos, nadie daría pie con bola al tratar de explicar las políticas de su jefe, vaya ello en descargo de Doña Isabel. Dicho queda.

La cuestión territorial, el maldito Título IV de la Constitución Española nunca debió redactarse como se hizo. Un dato, las Comunidades Históricas lo son en cuanto tenían aprobados sus Estatutos en el Parlamento de la España Republicana. ¿Saben que Andalucía había presentado el suyo cuando estalló el conflicto civil?¿Y si todas hubieran tenido su Estatuto aprobado, qué hubieran pedido vascos, navarros catalanes y gallegos? Posiblemente, La Luna, aunque fuera la de Valencia.

Así las cosas, Su Nulidad acaba de dar un paso más en su ataque frontal a Madrid, territorio donde nació. La política se llama descentralizar las instituciones del Estado. Sacar de Madrid las que él disponga y repartirlas por donde mejor le parezca.

Esto ya lo hizo Pepeluí, con su querida León y, más recientemente, la Sra. Carmen Calvo, dejando a los jiennenses con un palmo de narices. A todo ello se refiere Don Santiago González en su columna de hoy. Entre sus párrafos destaca uno que lo resume todo, o casi. Lo reproducimos, por su interés presente y, sobre todo, futuro:

[…]

Y va Sánchez, que es de Madrid, y se anuncia quitándole la capitalidad. Su portavoz, Isabel Rodríguez, que (es) polític, y en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del lunes, explicó sus razones: “Queremos hacer más grande a España. Se trata de compartir país, de compartir Estado”. Qué desconocimiento. ¿Sabrá esta criatura que los presidentes autonómicos, no ya Aragonès, incluso Torra, son los representantes ordinarios del Estado en Cataluña? (Artículo 6º del Estatut). Y el lehendakari Urkullu reivindicó personalmente esa condición en su discurso de toma de posesión hace 13 meses. Además de portavoz, la tierna Isabel es ministra de Política Territorial, no digo más.

[…]

Disculpando lo disculpable, no vemos que Isabel Rodríguez pueda llegar a más, ni su jefe a menos. Por eso, muchos dicen de él que no le cabe el Estado en la cabeza. Descentralizar la capitalidad del Estado tal y como lo dice, es una forma de autodestrucción del mismo. Solo en algunos países hay desdoble de capital, es decir, una ciudad para unas cosas y otra, para las demás. Pero son la excepción y caben en los dedos de una mano, sobrando cuatro de ellos.

También se aplica Don Santiago en decir lo que de arbitrario y costoso tiene la propuesta. Lo de ser de Madrid y anunciar que le quiere quitar la capitalidad, es ya de por sí, una bravuconada. Luego, naturalmente, estarían los costes. Su Nulidad nos engaña cuando esconde las cuentas de sus viajes en avión; su coste en seguridad, mantenimiento y otros gastos. Y hablamos solo de un avión. Imagínense que desperdiguemos todas las instituciones por el territorio español. Lo vamos a exagerar más que Don Santiago. El Ministerio de Exteriores, por una buena razón, estaría en Canarias. El de Turismo, en las Baleares, el de Industria, podría caer el Bilbao o en Barcelona. Y así, con su cuota de pesebre y nepotismo, que estas cosas se hacen así. Cultura, por ejemplo, podría venir a Sevilla, no se vayan a creer. Terminamos por comentar el enorme ejercicio de logística que esto supondría, tanto en el nivel físico (contacto directo de personas y mercancías), como en el puramente tecnológico (aunar todas las administraciones con unos programas informáticos comunes y un acceso a Internet seguro entre todas ellas). Piensen luego en que el coste lo pagarían ustedes mismos.

Si fuera un isleño, les podemos decir que, hoy por hoy, es como su hubiese anunciado que el Ayuntamiento de Isla Cristina se repartiría entre la Punta del Caimán, El Pozo del Camino, La Redondela, con sucursales en Punta del Moral, Isla Canela y los Altos de Don Gaspar. Para dejar, no le dejaríamos ni entrar por el puente de la Ría Carreras.

¡Hay que tenerlos como balones de baloncesto!

AUTOBÚS, BOCATA Y, ¡A VALENCIA!

Publicado en

Hay en nuestro pueblo, quienes están en puestos muy relevantes de la administración local y presumen de ser socialistas, sin mostrar el patrimonio acumulado durante estos años, tras su paso por diferentes estamentos de dicha administración. Les recordaremos a más de uno que tuvieron padres, como es natural, que, en un momento de su vida, fueron más azules que la bandera de Falange que portaban como si fuese el hábito de Jesús del Gran Poder. Y les diremos cómo acabaron: pegando carteles de Felipe González. Por lo que se ve, cada cual se arrima al sol que más calienta. Y ya se sabe, de tal palo …

Esos padres eran de los que iban al Palacio de Oriente a homenajear al dictador, con un bocadillo y montándose en un autobús de ida y vuelta. Nosotros todavía estamos aquí y los recordamos. Y estos socialistas que nos dan lecciones aquí en el pueblo, de cualquier cosa que se les pase por la cabeza, serán los que hagan lo mismo que sus padres, solo que la camisa, ahora, será roja, porque son socialistas.

Irán a homenajear a un nuevo caudillo, con menos ideas en la cabeza que el anterior, pero que, cuando ve que su gestión está yendo, como Osiris, al ocaso, recurre a técnicas fascistas para que le arropen en su pretendido mitin multitudinario de Valencia, donde debe haber más gente que cuando fue el líder, miren ustedes por dónde, azul, del PP. Sí, señores socialistas, acudir a un mitin porque el líder no tiene el fuelle suficiente es patético como poco, y fascista al 100%. ¿Se tienen ustedes por demócratas?

Nosotros creemos que no. Ustedes son gente que supieron ver el hueco dejado por las huestes podridas por el tiempo de la indignidad de un régimen sin bases y las ocuparon. Y para seguir en el poder, siguieron al pie de la letra las tácticas de aquel decrépito general que pudo haber devuelto la democracia a España mucho antes y haber quedado para la Historia como un caballero.

Vayan. No vaya a ser que se les estropee el chiringuito donde están ahora, por mor del sanchismo imperante en las filas socialistas. Ya saben que si acaban perdiendo el poder, es posible que haya ciertas remodelaciones en sus roles, pero también, y eso es lo que importa, en sus status, o sea, en las remuneraciones que ahora cobran por no saber hacer la “o” con un canuto.

Os conocemos. Sabéis lo que hicisteis y lo que seguís haciendo. Pero recordad, ni el III Reich duró mil años. Ni siquiera el PSOE de Felipe duró lo que él pensaba. Así que puede que deban ir poniendo las barbas a remojar, porque se puede engañar a uno un tiempo, a varios, otro tiempo; pero a todos, todo el tiempo, es imposible.

Esperamos que el bocadillo esté bien, el refresco también y el viaje, lo más cómodo posible. Después de todo, van ustedes a agasajar a Su Nulidad, o sea a alguien que es más ceporro que ustedes mismos.

¡Lo que hacen el pesebre y el voto cautivo!

¿ACTUALIZAN A WINDOWS 11?

Publicado en

El nuevo sistema operativo de Microsoft llegó, en según qué casos, a los ordenadores (plataforma PC) el día 4, es decir, un día antes de lo establecido por la propia compañía de Redmond. Como decimos, no en todos los casos, sino según la vayan haciendo llegar. Como, en principio es una actualización más de Windows 10, pues aparecerá en Windows Update.

A diferencia de lo que podamos decir después, la crítica más frontal hacia este u otro sistema operativo que les obligue a abandonar su PC, es que la cuestión misma es una aberración. Si las piezas (hardware) funcionan, no puede ser que los programas (software) acaben por dejar obsoleto un PC. Esta es una crítica que nosotros llamamos de obligado cumplimiento y Microsoft se la ha saltado a la torera.

Entre las principales críticas, y no abundaremos en ellas, están las siguientes:

  1. Es obligatorio el uso del módulo de seguridad TPM 2.0. Este detalle hace que los ordenadores que no lo tengan en la placa base, no puedan pasar a Windows 11. Existen módulos físicos (pieza) que se deben comprar y, si se sabe dónde hay que enchufarla (en la placa base), entonces se puede seguir con la instalación. También se puede activar desde la BIOS en los nuevos ordenadores, pero ello no garantiza que puedan instalar Windows 11.
  2. Se han dejado fuera muchos procesadores (CPU), a pesar de que cumplen con los requisitos mínimos de potencia y núcleos. La primera generación de AMD Ryzen no puede instalar Windows 11. Así de fácil, pero así de contundente. Hay legiones de usuarios que, por este motivo, se tendrán que comprar un PC nuevo.
  3. Las tarjetas gráficas (GPU) deberán cumplir con el estándar Direct-X 12 o superior, porque si no, tampoco podrán instalar Windows 11. El mercado está como para actualizar a una tarjeta gráfica más potente. Preparen más de 500€ por una modosita.
  4. Los cambios de interfaz (lo que ustedes ven), se han vuelto, por un lado, más bonitos, pero por otro, mucho menos operativos, yendo en contra de la productividad que se le supone a un SO superior. Las protestas por la interfaz son tantas que no vamos ni a intentar incidir más en ellas.

Un detalle más. La llegada de Windows 11, se supone que en plan RTM (final y completo) no fue tal, ya que el grupo que tiene Microsoft para que pruebe los progresos del sistema operativo (los llamados “Insiders”), acaban de recibir otra versión de Windows 11, para que busquen los errores que la gente denuncia. Eso se llama de una manera muy simple: nos toman por tontos. Es decir, nos convierten en probadores de un sistema que no está acabado, si es que decidimos ahora instalarlo.

Interfaz de Windows 11. La Barra de Tareas no se puede mover y el Menú Inicio es, cuando menos, confuso.

Nosotros, como todos los usuarios de Windows 10, tendremos soporte hasta 2025 y, si la presión llega a ser fuerte, puede que más allá. Así que hemos hecho uso de la opción de detener todas las actualizaciones y hemos puesto la fecha de 21 de noviembre de este año como primera precaución, evitando así la posibilidad de que la instale Microsoft por su cuenta. Y eso que nuestro equipo, según la herramienta de comprobación de compatibilidad con Windows 11, ya nos ha avisado que podemos instalar Windows 11, porque cumplimos los requisitos.

Nos tendrán que vender la moto de una manera más segura, más completa y no como si esto fuese una religión obligatoria. Un PC es una máquina y puede funcionar con cualquier sistema operativo que esté diseñado para ella. Y no solo existe Microsoft y Windows 11. Hay muchos otros mundos. Y si hay que recurrir a alguno de ellos, así se hará.

No queremos con esto decir que tenemos la verdad de nuestra parte. Puede que algunos de ustedes haya instalado Windows 11 y les vaya muy bien. Pero serán la excepción, no la regla.

LOS CHINOS, EL DUMPING Y MADRID.

Publicado en

Raro titular. Si no tuviéramos espacio para explicarlo, no se entendería nada. Como para ello estamos, trataremos de dejarlo clarito, porque tiene mucho que ver con el nivel de los ataques que Isabel Díaz Ayuso está recibiendo desde el PSOE, no solo en de Madrid, sino del propio gobierno de Su Nulidad, por todos los cauces posibles.

Si hubiera que dar una medalla al mérito civil durante la pandemia, Isabel Díaz sería la candidata perfecta. No solo neutralizó la pandemia, sino los ataques contra sus medidas – que se revelaron necesarias para toda España -, y contra los agravios comparativos que el mostrenco de nos dirige decidió para la Comunidad de Madrid, que ella dirige. Incomprensible en la España feminista (?) de hoy.

La guerra contra Ayuso, impropia de un presidente del gobierno, del signo que sea, no ha parado. Más bien, no ha hecho sino volver a empezar. En el Congreso próximo del PSOE, sea esto lo que sea y sirva para lo que los sanchistas quieran, se agitará la bandera del “dumping fiscal”, que, según “Su Pedridad” está en el centro del éxito de Madrid como locomotora económica de España, la república feminista-ecologista y la desaparición de Madrid como capital de España, por la vía de la descentralización (vacío) de sus estructuras estatales (no sabemos si para trasladarlas a otros lugares, o, por el contrario, para no volverlas a abrir).

Vayamos con el tema del “dumping fiscal”. El término, del inglés, viene a significar “vender un producto por debajo de su coste real”. Si los chinos, por ejemplo, cobraran por sus productos lo que cuestan realmente, no estaríamos hablando de la potencia que es hoy. ¿Dónde está el truco? Los sueldos bajísimos que se pagan a los trabajadores chinos (¿Cómo?¿No quedamos en que el paraíso comunista no permitiría el infierno de los trabajadores, que eso solo pasaba en el capitalismo?).

Pero, entonces, ¿de qué habla el PSOE cuando dice que Madrid practica dumping fiscal? Pues la Ministra Marichús, a la sazón, encargada de Hacienda, dice que Madrid logra resultados espectaculares en materia económica gracias a que tiene los impuestos más bajos de toda España, provocando un efecto llamada de mano de obra y de I+D+I que las demás CCAA no pueden lograr. Y que eso hay que erradicarlo, por insolidario. El resto de españoles sufre los estragos de los impuestos que dispone Hacienda, muy superiores.

Crítica integral del mantra socialista

  1. No existe legislatura ni jurisprudencia que avale lo que dice la ministra, si es que a eso puede llamársele así. Indaguen un poco y verán cómo dejó la señora Marichús la Sanidad Andaluza y luego las cuentas de la CA de Andalucía.
  2. Estaríamos de acuerdo con ella, siempre que se cumpliese otro de sus mantras: los madrileños sufren de peores servicios que el resto de los españoles, porque para esos servicios, se necesitan impuestos. Nadie avala lo que dice, puesto que los madrileños conocen muy bien los servicios de que disfrutan, y que, además, lo hacen con un nivel muy inferior de impuestos que en otras CCAA.
  3. La cuestión de la insolidaridad. No solo no es cierta la afirmación de Marichús, sino que es una mentira como la catedral de Sevilla. Madrid es hoy el mayor recaudador de impuestos – aun siendo los más bajos de España – y, además, y esto lo sabe la ministra – es el mayor contribuyente a la solidaridad con el resto de CCA, como lo atestiguan las cuentas del INE.

Ustedes dirán, con razón: ¿Dónde está el truco de Isabel Díaz Ayuso? No hay truco, ahí está el truco, que no existe. La ministra conoce a la perfección los efectos de sus políticas fiscales contra la población. Prueba de ello son las escasas tributaciones por IVA que lleva en este año su ministerio y la ridícula cifra que ha captado por la tasa a Google (donde debía haber 900 millones de euros, solo ha 90). La gestión, es decir, hacer más con menos, es la respuesta. Y el PSOE, por lo que sabemos, no es buen gestor.

Entre Madrid (56%) y Cataluña (21&, suman el 76% de la recaudación del IVA de toda España.

Seguirán ustedes preguntando, y con más razón todavía: ¿De dónde sale todo el dinero que distribuye Madrid para la solidaridad? Es tan simple como que ustedes están leyendo esta entrada. Madrid, al bajar esa cantidad de impuestos en todos los tramos a los madrileños y, no lo olvidemos, a todos los sectores empresariales, deja en sus bolsillos una cantidad de dinero suficiente para el gasto individual y el gasto empresarial, además de que el efecto llamada, acaba con reindustrializar la CA de Madrid. Estas acciones de particulares y patronales, hacen que aumente el volumen de negocio y gasto, por lo que, aunque los impuestos sean bajos, la recaudación, por el volumen, aumenta mucho más que lo que quisiera la ministra que ocurriera en sus “comunidades fieles”. El gráfico es más que evidente, aunque la situación actual ha cambiado. En 2021, Madrid aporta 7 de cada 10 euros a la solidaridad interterritorial, y la sigue Cataluña, con 2,5€. La propia AEAT desmiente a la ministra. Son sus datos. Los territorios Vasco y navarro, devuelven a Hacienda lo que ésta no publica, pues su régimen es “de concierto”. Las demás, con tanto impuesto del PSOE, resulta que son RECEPTORAS NATAS de lo que recaudan, por ejemplo, Madrid.

¿A que viene, entonces, la guerra contra Madrid? Hay muchas razones, pero, entre las principales:

  1. Ayuso les acaba de dar una paliza electoral, precisamente por la diferencia de propuestas electorales y su cumplimiento, al PSOE, de las que suelen calificarse como de “históricas”. Eso duele y lleva al PSOE a ponerse el cuchillo entre los dientes.
  2. El precedente de Ayuso puede ser imitado en otros muchos sitios. Andalucía es un buen ejemplo y, en concreto, Málaga, se está convirtiendo en un reservorio de empresas cibernéticas impropio del sur de Europa, si no fuera por las políticas liberales – exención de impuestos y seguridad jurídica – que han llevado a la provincia andaluza a ser refugio de muchas empresas líderes de un futuro que se nos antoja tecnológico.
  3. La pérdida de ingresos que sufrirá el PSOE. Esta es la razón primera y última de la guerra contra Madrid. De perderla, el PSOE ya no podría cumplir su máxima, aquella ingeniosa frase: “¡Felipe, colócanos a tos!”. La dimensión del pesebre socialista es, a la vez, la causa de su poder y la que puede convertirse en su perdición. El lecho de votos que siempre tiene el socialismo en España no procede solo de votantes ideológicamente convencidos, sino de otro montón de gente que tiene que agradecer los trabajos de que disfrutan. Sin el PSOE, estarían fuera del mercado laboral. Y Madrid, con sus políticas liberales no ayuda a la causa del PSOE, cual es mantenerse en el poder mil años. La bajada de la recaudación le descabalgaría del poder, por la vía de los hechos. Muchos no podrían seguir en sus puestos, lo cual rescindiría de facto el “contrato” que mantienen con los socialistas.
  4. La causa final es el cambio de paradigma que introduce Ayuso como modelo oficial para una España moderna, activa y emprendedora. El modelo socialista es un modelo dependiente, explotador fiscal, que no crea incentivos I+D+I y que necesita de ingentes cantidades de dinero (nivel de deuda descabellado) para poder desarrollar sus políticas que, dicho sea de paso, no llevan a ninguna parte. El modelo de Ayuso significa cambiar el modo de pensar de varios millones de españoles. Insiste en que cada cual debe ser dueño de su futuro, que el Estado debe proporcionar las condiciones para que puedan crear sus propias condiciones laborales y emprender sus propias empresas. Este modelo propicia la innovación, un modelo educativo libre y apegado a las necesidades del mercado y una seguridad jurídica de la que carece el resto de España, por ser un país de pequeños “reinos taifales”, donde el enorme peso legislativo de cada CCAA acaba por asfixiar la inversión propia y la extranjera, desertizando el paisaje industrial nacional, en un momento en el que el caudal de preparación de las personas es el más alto que jamás ha tenido la Nación. La juventud (de mayor nivel de paro en la UE) no encuentra salida a los conocimientos que posee y ello va ligado a la falta de inversión por excesiva imposición fiscal e inseguridad jurídica de España.

Más le valdría a los socialistas analizar en profundidad las propuestas para su congreso, puesto que las ideas que llevan están caducas, o bien, no sirven para lo que necesitan los españoles. ¿Qué pensarán el resto de ciudadanos cuando ve al gran partido socialista convocar un congreso cuyas principales líneas maestras son la venganza y la apuesta republicana, de la que no tenemos noticia sino de sus fracasos cuando se intentó?¿Son esos, realmente los problemas de los españoles?

Resumiendo, no hay dumping fiscal, sino excelente nivel de gestión. No hay expolio fiscal, más bien un nivel fiscal justo para que el gasto individual/empresarial genere la recaudación que hace de Madrid la CA más solidaria de toda España. Hay un modelo en Madrid que hace que el español, en vez de desear ser un empleado del PSOE, prefiera serlo de sí mismo. Hay un éxito evidente: Madrid es la locomotora de España. ¿Está celoso el PSOE de un éxito que deberían atribuirse todos los españoles, incluyendo a los propios que lo critican?

Un favor, por acabar por alguna parte. No pongan mucha atención ni a lo que dice ni a lo que hace la mentada ministra Marichús. Ni es modelo de andaluza, ni tiene los mimbres para estar donde está. Y ella lo sabe. Como lo saben los miles de economistas que se llevan las manos a la cabeza con cada ocurrencia de esta ministra de Su Nulidad.

Nota final:

[…]

La Comunidad de Madrid recaudó por grandes impuestos (IRPF; IVA e IIEE) 84.431 m€ en 2018. Sin embargo, por los mecanismos inherentes al sistema de financiación autonómica, la región  recibió 19.110 m€, lo que significa que Madrid sólo recibe el 22,6% de lo que recauda. Por lo tanto, 65.000 m€ van a financiar al conjunto de las administraciones autonómicas. Datos de 2020 (diciembre).

[…]

Solidaridad, se llama eso.

PUTIN: EFECTOS DE LA POLÍTICA EN EL MERCADO DEL GAS.

Publicado en

Andamos todos de cabeza por el precio de la luz y los consiguientes efectos sobre todo lo demás. La inflación subyacente es un ejemplo claro de que los altos precios de este combustible están distorsionando todos los precios en el tramo que queramos de la actividad económica, que van al alza y, por ello, ya estamos viendo que, desde la cesta de la compra, hasta las chuches, están subiendo sin que sepamos bien los motivos.

¿Por qué el gas cuesta tanto? Es decir, ¿por qué tiene ese precio?¿Es que, de pronto, cuesta un pulmón extraerlo? Es más, ¿por qué el precio de la factura de la luz se ajusta según el precio de este combustible que, además, no es ecológico? Por si no lo saben, el gas completa una ínfima parte del consumo español de energía, pero, como sirve justamente para eso, para completar y no tiene sustituto, vale lo que quieran que paguemos por él.

Pero no todo depende de criterios estrictamente de producción y/o regulación del mercado. Hay cuestiones políticas que han entrado en juego de manera espuria y han provocado que la situación sea la que es. Sobre todo, y además de la demanda masiva asiática del gas, nos centraremos en la política rusa (mayor proveedor de Europa – a través de Ucrania -) que ha seguido Putin con el suministro de gas a Europa a través de la empresa estatal Gazprom.

Rusia está empeñada en fastidiar a Ucrania y cesar la entrada de gas por su territorio, con lo que se ahorraría los peajes. Para ello, lleva presionando un tiempo a la UE para que conceda la terminación del gasoducto Nord Stream 2, que, viniendo de Rusia, pasaría por el Báltico y terminaría directamente en Alemania.

En líneas rojas discontinuas, el trayecto del gasoducto Nord Stream 2. Fuente: Wikipedia.

Para ello, esta pasada primavera, los rusos hicieron sus planes de reparto de gas para Europa en el mercado electrónico, fijando unos montantes seriamente bajos respecto de los que el año anterior se habían contabilizado. Se pretextó que era por la demanda asiática. Y en Europa, la Comisaria Úrsula von der Leyen empezó a hablar de otro asunto: ¿No sería hora de repensar el negocio con Rusia y acudir a las energías renovables, para solventar el caos de un suministro que nos trae de cabeza?

Y las alarmas sonaron en el Kremlin. Putin se dio cuenta de golpe que el boomerang de su política se le venía encima, porque, ¿y si se cumplía la predicción europea de que su gas ya no sería tan importante? De ser cierta, las enormes cantidades de dinero amasado por Rusia se verían reducidas drásticamente. Y eso, a los que mandan en Rusia (los oligarcas que vinieron del frío, tras la caída de la URSS), no les gustó ni un pelo. El boomerang podría pegarle en la cocorota a Vladimir y echar por tierra el maná europeo de su monopolio gasístico.

Así las cosas, Putin recula y ordena que, aunque sea a través de Ucrania, se replantee el suministro constante a la UE, incrementando a su vez, la cantidad de gas proporcionada a Europa. Máxime cuando Su Nulidad propone en los conciliábulos europeos que las compras se hagan de forma corporativa, es decir, solo la UE compra para todos y así se ahorra mucho dinero, lo cual haría descender los pingües beneficios que Putin saca de su gas.

Para el día de ayer (10/10/21), el gas ruso cotizaba para la UE a 104€ (MW/h), desde los 155 que había valido los días precedentes. No podemos saber si estos condicionantes políticos seguirán incidiendo el el precio que estamos pagando por un combustible que es residual en cuanto a las necesidades reales de energía no solo de España, sino de la UE.

Y lo decimos porque deben recordar que los precios que pagamos por la luz no reflejan solo lo que cuesta el gas. Ni mucho menos. Es otra política la que marca los precios. La política de Su Nulidad, sostenida por socios bastardos donde los haya. Recuerden que hasta el 67% de lo que pagan son impuestos, dinerito que se lo lleva calentito el Estado, para cuadrar unos Presupuestos Generales, donde la medida estrella es el GASTO para comprar votos, como si no hubiera un mañana.

Es el poder político quien está distorsionando la oferta y la demanda normales y esto no debería estar pasando. Pero, cuando un tipo como Putin interviene para lograr objetivos espurios a los del mercado y cuando otro que tal baila, lo hace para pagar el derroche en políticas que han llevado a la deuda a un inusitado 127% del PIB, estamos hablando de la influencia tóxica de gobernantes que producen distorsiones en el mercado de tal calibre, que sus efectos se están sintiendo en todo el globo.

Si, en España tuviéramos un Presupuesto ajustado al techo de gasto, nuestra deuda no se hubiera disparado a niveles alarmantes y no se tuviera que pagar al enorme pesebre que soporta al POSE en el poder (sus aliados también entran en el lote), no estaríamos en esta situación.

Pero el PSOE es experto en dejar España hecha unos zorros y el que venga después, que arree. Y encima, si no tienen el poder, comenzarán las maniobras sindicales y populares reivindicativas de lo que no tenían ni cuando gobernaban ellos. Felipe, Pepeluí y Pedrito han sido los tres presidentes socialistas que han gobernado en democracia. Y los tres abandonan (abandonarán) la política por sendos desastres económicos.

La cuestión, en España por lo menos es muy simple, pero terrible: ¿Es capaz el PSOE de administrar España con solvencia? La factura de la luz, y no solo Putin, atestigua que no lo son.